Un masaje con final feliz

Deseando una experiencia con una travesti

Soy un hombre casado y sin experiencia en relaciones sexuales con travestis. Pero ya hacia un tiempo que llevaba dándole vueltas a la cabeza. Necesitaba vivir una experiencia con una transexual. La idea de darme un masaje relajante con una chica trans espectacular inundaba mis pensamientos.

La había encontrado navegando por Internet. Justo a 2 calles de mi casa se encontraba Lady Julia Travestis Barcelona. Me había acerado más de una vez, pero nunca me atrevía a subir. Pero había visto salir de allí preciosas travestis que no hacían más que acrecentar mis deseos de entrar por esa puerta.

Así que un día me armé de valor y la llamé por teléfono para concertar una cita, con una de las travestis que me gustaba especialmente. Así que llegado el día, me fui para allà y subí.

Mi deseo hecho realidad

Ella era muy simpática y encantadora igual que la que me había atendido por teléfono. Me recibió con un min itraje de enfermera rosa marcando todas sus curvas. Particularmente eso me puso a tono, y me llevó a su habitación. Todo muy bien equipado con música, aire acondicionado y todo tipo de juguetes. Ella muy sensual y encantadora me ofreció algo de beber y me tumbó desnudo en la cama.

La cosa se iba calentando poco a poco

En ese momento ella empezó a masajear mi cuerpo con aceite, la espalda, las piernas el culo. Luego pasaba suavemente sus manos por mi ano, lo cual me ponía a 100 y me relajaba simultáneamente con su masaje. Así estuvo durante cerca de media hora, hasta que agarró mi brazo para masajearlo colocando mi mano entre sus piernas. Entonces, sin pensármelo aproveché para tocar su tanga y bajarlo agarrándole la polla. Ya la tenia dura y le sobresalía del tanga jugosa. Esto nos puso a tope a los dos.

La meneé suavemente y entonces me incorporé un poco para que me acercara la polla a la boca. Luego empecé a mamar su rica polla, sin parar. Lo deseaba, y mamaba mientras ella me acariciava y lamia el ano con su lengua. Ella deseaba follar mi culo virgen y yo mamaba y mamaba su falo duro y jugoso.  Mientras estaba tumbado en la camilla deseando ser follado por esa belleza travesti.

Totalmente entregado a la travesti

Después de un rato mamandonos y saboreando yo su culo con mi lengua. Recuerdo que sabroso estaba todo lo de ella!. Ella me pidió si podía follarme… Yo acepte sin dudarlo, pidiéndole que fuera suave. Se puso un condón, me tumbó boca abajo en la camilla y se puso sobre mí, apuntando su polla sobre mi ano. Empezó a empujar suave y aquello empezó a abrirme suavemente. Lo cierto es que me dolía, pero me al mismo tiempo gustaba, estaba a su merced! Me tenía acorralado.

Así estuvo un rato hasta que me dijo que ya estaba dentro. Dolía pero me encantaba. Empezó a bombear suavemente y me soplaba en el oído me comía el cuello y me decía –¿Te gusta? ¿Te gusta?–. Mientras su polla entraba y salía por mi culo.

Ahora quería se yo quien la penetrara

Un rato así y ya no podía más, le pedí que parara que quería follarla yo.

Ella se levantó, y se puso a cuatro patas yo le comí el ano, y me puso un condón. Entonces se trajo mi polla con su culo y me pidió que le diera fuerte. Yo le daba con mi polla y mi culo abierto. Que increíble imagen veía en el espejo de la habitación.

Más tarde cambiamos y me tumbé de nuevo en la camilla con ella cabalgando sobre mi polla, y yo meneando su polla. Ella me avisó de que se iba a correr y me encantaba. Le pedí que se corriera sobre mi, mientras yo la meneaba y me follaba su culo. Así que de pronto su polla empezó a echar chorros de leche sobre mi pecho y barriga. Me puso a cien verme lleno de leche por todo mi cuerpo.

Éxtasis absoluto para los dos

Después ella se quito y empezó a mamármela para que me corriera. Hasta que explote sobre mi pecho de nuevo. Lleno de leche por todo mi cuerpo!!

Los dos nos quedamos un momento tumbados y bien relajados. Después nos limpiamos y estuvimos un rato charlando. La experiencia fue increíble, ella era encantadora ¡Pronto le volvería a hacer una visita!

Muchas noches recuerdo cuando le mamaba la polla… Me pongo a 100 y no puedo dejan de masturbarme. No veo el momento de volver a Lady Julia Travestis Barcelona.

¿Eres mayor de 18 años? Este sitio contiene material para adultos, orientado para individuos mayores de 18 años. Si usted aun no tiene 18 años, si el material para adultos le ofende, o si esta accediendo a este espacio desde cualquier país o ubicación donde el material para adultos esta específicamente prohibido por la ley, no avance más!