Romper la rutina

El otro día regresaba del trabajo en metro, me apetecía cambiar mi rutina diaria y por ello dejé la moto en el garaje. La verdad, estaba un poco estresado, la semana no había sido muy productiva y seguramente mi cuerpo demandaba algo diferente, aunque sin saber muy bien el qué.

Me senté al lado de un señor de pelo blanco y con un gran bigote, el cual sostenía un periódico entre las manos. Me puse a mirar de reojo los titulares y apenas leí el primer subtítulo, el señor alzó el periódico y lo abrió más o menos por la mitad (parecía tener muy claro en que página encontrar lo que le interesaba), yo no pude vencer mi curiosidad y observé que no se trataba de ninguna noticia lo que al señor le llamaba la atención.

Estaba leyendo una página en la cual se anunciaban servicios de diferentes índoles, una sección de clasificados, pero en la parte superior de la hoja izquierda algo me llamó la atención sobre lo demás, se podía leer: “ Ven a descubrir los mejores masajes de las mejores travestis” y más abajo una foto de un rostro elegante y seductor, desde dónde parecían emerger unas letras en relieve descubriendo el lugar para gozar de ese placer, tenía un nombre sugerente: “ Ladyjulia Travestis“.

Seguramente me quedé absorto imaginando todo lo que en aquel lugar me podían ofrecer, el caso es que el señor giró la cabeza y me miró de una manera como si estuviera ofendido por haberme fijado en su periódico y nada más lejos de mi intención que molestarle, por lo que rápidamente reaccione y baje la mirada, dirigiéndola a mi teléfono. ! Ese hombre se quedó fijamente mirándome¡ y ciertamente me puso nervioso, así que empecé (un poco sin sentido  a navegar por la internet y no se me ocurrió otra web que visitar que la versión electrónica de la prensa, entonces recordé haber visto que el lugar de los masajes con travestis tenía una página web. ¿porque no visitarla? Pensé: – eso si sería una buena manera de romper con la rutina, una buena sesión de masaje y con alguien tan especial como una espectacular travesti-.

Así que puse en el navegador “travestis ladyjulia“ y cual fue mi sorpresa al ver las bellas masajistas travestis que ahí se encuentran, cada una tenía su información personal y detallada sobre cuales eran sus especialidades, además las fotografías del lugar eran muy atractivas y era fácil sentir la tentación de visitar “ ladyjulia”.

Aquellas imágenes tan sugerentes, invitaban casi sin remedio a dirigirse allí y gozar de la variedad de masajes que ofrecían, pues ¿no quería salir de la monotonía? ¿no necesitaba algo diferente a lo que solía hacer cada día? ¿que mejor que visitar a estas masajistas? No cabían más dudas ni preguntas, una visita a “Ladyjulia” es lo que necesitaba y así lo hice. ¡Que buena elección!