Felizmente casado…

Hace 10 años que estoy casado, felizmente casado. Vivo con mi mujer en un piso del centro de Barcelona, nos encanta el barrio, que gran lugar el Eixample de Barcelona.

El martes, mientras tomábamos un café en la terraza de un bar de Borrell, mi mujer me llamo la atención disimuladamente. Me gire como quien no quiere la cosa… Y dios! vaya travesti mas guapa!! Era una travesti guapísima, la piel sedosa, el pelo rubio y largo, casi interminable, parecía pintada con acuarelas… Llevaba una ropa muy ajustada, y se podía adivinar unos pechos considerables.

Conozco a mi mujer, no me aviso porque fuera travesti, me aviso porque era guapa… Siempre que vemos alguien atractivo nos avisamos, siempre tuvimos esa complicidad… Y los dos sabemos que nos atraen las trans.

Como decía, el Eixample de Barcelona tiene esa maravilla, ves la variedad del mundo, y las travestis de Barcelona también estaban en el arca del señor.

No podía dejar de mirarla, era una travesti preciosa, tan sexual… Esa ropa ceñida hacia que me volviera loco… Y mi mujer, no paraba de excitarme, me susurraba a la oreja que le encantaría chupármela en ese mismo momento mientras observaba la travesti, que me imaginara con las dos arrodilladas en medio de Borrell…

Dios, no podía mas, tenia que mirar a otro lado o iba a reventar… Pero mi mujer no me dejaba, me obligaba a mirar fijamente a la travesti con sus pechos y su culo prieto, mientras, empezó a masturbarme debajo la mesa… Me quería morir, en medio de Barcelona, totalmente entregado a la excitación con la mujer que más quiero obligándome a excitarme ni mas ni menos que con una travesti…

Estábamos tan cerca de ella, que cuando me corrí, creo la travesti se dio cuenta… Intente no gemir, pero era tal el fuego que llevaba que creo tuve hasta dos espasmos…

Y así fue como mi mujer y yo pasamos el sábado, os lo recomiendo a todos, una experiencia que une y te da sentido a la vida…

Al rato la travesti se levanto y antes de perderse en las calles de Barcelona, se acercó y nos dio una tarjeta de Ladyjulia Travestis, nos miro y nos dijo: -Me llamo Sahara y soy masajista, la mejor. Yo me quería morir… Y acabo con un: -hago masajes a parejas también… Y eso ya, seria otro sábado…