El taxista y la travesti

Hola, mi historia comienza una noche que estaba conduciendo mi taxi en la ciudad de Barcelona, me detuve a recoger a una mujer que salia de un porta en la zona del Eixample y cuando se sube al asiento delantero, escucho un buenas noches con voz de hombre, resultando ser un travesti mi pasajera.

Me dice que la lleve a Ladyjulia un conocido local de travestis en la ciudad y en el camino empezó a sacarse dinero de todos lados, de los senos de la ropa interior, de los zapatos, y comienza a contarme mientras cuenta los billetes, por cierto estaba vestida con un traje pegado y estaba buenísima.

Comenzó a decir que le estaba yendo bien la noche y que pronto se iría a casa… Durante el viaje me dijo que tenía ganas de orinar y me pidió que parase en una esquina del camino, se bajó del taxi y se puso a mear. Se subió y seguimos… Ya de nuevo en el coche coche se levantó el vestido y se puso a arreglarse la verga… Como aún notenia en marcha el coche la vi de reojo… Tenía una verga grande y gruesa en estado fláccido.

E ella se dio cuenta que la miraba y se lo empezó a tocar, y me dijo que si quería hacerlo yo también…. Hasta ese momento yo siempre me consideré heterosexual, pero verle semejante verga la verdad me llamó la atención… Entonces me agarró la mano y se la puso en su paquete y me dijo ¿te gusta?

Aún no se porqué me dejé llevar… y la travesti tomó control de mi, pues me puso a hacerle una paja y al poco rato me dijo que si quería chupársela… Le mire la polla ahora estaba inmensa y brillante… Entonces me agarró de la cabeza y me fue acercando hasta su verga… La verdad no puse mucha resistencia y poco a poco me fui acercando hasta tenerla frente a mi boca… Entonces me ordenó ¡Abre la boca que te va a gustar! Yo, le di un beso en el glande y me volvió a ordenar que abriera la boca y así lo hice.

Empecé a lamer como un helado… Solo cabía hasta la mitad de su miembro en mi boca, así que comencé a pajearlo mientras se lo mamaba y para se la primera vez me encantó su sabor. Lo cierto es que lo disfrutaba como nunca hbiera pensado… Estaba súper excitado con esa nueva experiencia de sentir otro pene en mis manos… Era tan grande que tenía que agarrarlo con ambas manos ya que con una no alcanzaba a cerrarla de lo grueso que era y su sabor en mi boca me ponia a mil.

Seguí chupando durante unos de 15 minutos y quería masy mas, hasta que me dijo que se iba a correr… Me dijo quiero que te bebas toda mi leche y no caiga ni una sola gota. Cuando iba a explotar me lo dijo y me lo metí lo mas que pude en la boca. Me llenó con un chorro inmenso y luego otros mas pequeños hasta que ya no salió nada mas, me levantó la cara y me dijo ¡Trágatela! Yo, sumiso le hice caso,luego me besó metiendo su lengua por toda mi boca en un beso intenso y rico.

Mientras me besaba, acariciaba mi pene y lo sacó de su encierro, comenzó a pajearme y luego me la chupo con una maestría única hasta sacarme toda mi leche.

Me dijo, vayamos a un motel porque quiero romperte el culo. Enseguida dirigi mi taxi al motel más cercano.

Cuando lentramos en la habitación nos comimos a besos y luego me dijo que si me lo habían hecho antes por el culo y le dije que era mi primera vez y estaba asustado.

Me dijo que no me preocupara que me iba a tratar muy bien… Me llevó al baño y me indicó como bañarme y hacerme una ducha anal. Cuando salí del baño estaba acostado desnuda en la cama y me puse a mil al verla.

Me dijo acuéstate y yo hago todo… Así lo hice y empezó a besarme con pasión, fue bajando poco a poco por mis tetillas, el estomago, hasta que llegó a mi pene y empezó a chuparmela con maestría… Se dio la vuelta y me puso su pene cerca de mi boca, yo lo agarré y comencé a lamer poco a poco hasta que se puso enorme, no podía creer que semejante garrote podía entrarme por el culo…

Luego fue bajando de mamarme la verga a los huevos dándome muchisimo placer… Me tenía en éxtasis. Entonces me dijo abre las piernas, y siguió lamiendo hasta que llegó a mi ano, y le dedicó una lamida de campeonato

Yo me sentí en la gloria y no sabía que se podía sentir tanto placer por allí… Luego me metió un dedo, después dos, hasta que lo hizo con tres… Me dolía un poco pero al mismo tiempo me daba muchisimo placer…

Después se acostó boca arriba, sacó un preservativo y un gel lubricante de su bolso, se lo puso, me untó gel en el culo y se untó en la verga… Me dijo ven y siéntate aquí, tu mismo te vas a comer mi verga, dijo… Siéntate poco a poco, y quédate quieto para que tu culo se acostumbre al tamaño…

Así lo hice y me puse la punta en mi ojete, con dificultad entró y me dolía un poco, el se movió un poco y entró hasta la mitad, sentí que me partía en dos, pero ella me abrazó y me besó con pasión… Luego me la metio hasta el fondo. Me dijo quédate quieto un momento. Así lo hice y empezó a meterla y sacarla suavemente, y yo empecé a sentir placer y también me movía… Gozaba y gozábamos como locos los dos…

Me dijo acuéstate boca abajo y se acostó encima de mi, separó mis piernas y me la metió toda nuevamente, me besaba por el cuello y me cogía, luego me puso en diferentes posturas y finalmente después puso una almohada debajo de mis nalgas y me penetró en plan misionero… Fue tan excitante que me corrí si tener que tocarme el pene si quiera.

Después de correrme, el sacó su polla y se quitó el condón, se levantó y me la puso en la boca… Le bastó con dos sacudidas y se corrió en mi boca, haciéndome tragarme toda su leche… que delicia yque caliente que me puso, uno de los mejores polvos de mi vida.

Después de ese día, no seguimos viendo y me convirtió en su perra como me dice… Nos encontramos una vez cada 15 días y me he vuelto adicto a su polla, y hasta sueño con ella cuando me baño.